Mostrando entradas con la etiqueta Cirugía de la mama. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cirugía de la mama. Mostrar todas las entradas

24 mayo 2009

Implantes mamarios y lactancia

> ¿Puede dar de mamar una mujer que lleve implantes mamarios? ¿A partir de cuando? ¿Dar de mamar empeorará el resultado estético de la intervención?

Muchas mujeres muestran preocupación o temor por el hecho de dar de mamar a su bebe después de haberse realizado un aumento mamario. Los temores y preocupaciones pueden ser por el aspecto estético del pecho o por la salud del bebe.

¿Se puede dar de mamar teniendo prótesis mamarias?

Muchas mujeres con implantes mamarios amamantan sin problemas a sus bebés. Sin embargo, los implantes o prótesis de mama, pueden afectar a la capacidad de algunas mujeres de amamantar a sus bebés. La ubicación de la incisión alrededor de la areola o en el medio de ella, puede dificultar la lactancia porque se pueden lesionar en la cirugía los conductos galactofonos (los que conducen la leche).

Para no interferir en la futura lactancia, es mejor la utilización del surco submamario o la axila como vía de acceso para la operación. La vía periareolar es la que mayor riesgo presenta de afectar la lactancia.

Otras operaciones estéticas como por ejemplo; la reducción de la mama pueden eliminar o reducir la capacidad de amamantar.

¿El llevar implantes puede afectar al bebe?

Se han realizado estudios que indican que las mujeres con implantes mamarios, ya sean de gel cohesivo de silicona o de solución salina, no presentan cantidades mayores de silicona en la leche materna que las mujeres sin implantes. Recordemos que la silicona es un derivado del silicio (un mineral). Es improbable que el silicio cause problemas porque esta presente en la leche de vaca y en la leche formulada para lactantes en una concentración más alta que en la leche procedente de madre con implantes.

¿Dar de mamar, estropeará el resultado de la intervención?

Para muchas mujeres, el posible deterioro estético del pecho por la lactancia, es razón para no dar de mamar al niño. El pecho sufrirá cambios durante y después del embarazo. Estos cambios pueden incluir aumento y disminución del volumen (atrofia) y aparición de estriás. Pero estos cambios pueden producirse aunque no se de mamar al bebe. De acuerdo a un nuevo estudio presentado en una conferencia organizada por la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos, la lactancia materna no estaría relacionada con la caída del pecho.

"Debemos asegurar a las mujeres embarazadas que la lactancia materna no afecta negativamente al aspecto del pecho", comentó el doctor Brian Rinker, cirujano plástico de la Universidad de Kentucky.

Si la mujer lleva implantes mamarios, el pecho puede cambiar con el embarazo, y estos cambios pueden aconsejar una nueva cirugía. Los cambios pueden producirse independientemente de que la mujer de de mamar o no.

¿A partir de cuando, puede darse de mamar al bebe?
Aunque no hay un periodo de espera determinado, creemos prudente esperar por lo menos 10 meses tras la cirugía de aumento de pecho.

¿Dar de mamar puede provocar una contractura capsular?

Con la lactancia, algunas mujeres padecen mastitis (inflamación de los conductos galactóforos). la mastitis puede provocar una contractura capsular. La toma de antibióticos cuando aparecen los primeros síntomas reduce la probabilidad de que aperezca la contracura capsular. Debe informar siempre a su médico de cualquier signo de inflamación. La mastistis en el embarazo puede producirse se amamante o no amamante al bebe. Posiblemente la vía areolar tenga asociado un mayor riesgo de mastitis y por tanto de contractura capsular.
Para minimizar los riesgos a corto, medio y largo plazo, es muy importante que la cirugía de aumento mamario sea realizada por un buen cirujano plástico.

Voces en contra.

También hemos encontrado opiniones en contra de amamantar al bebe tras el aumento de pecho. El Dr Fernando de los Santos, jefe de la Unidad de Senología del Hospital Materno Infantil, Málaga (España), opina lo siguiente: "Es discutible. Yo no lo permito, primero porque hay lactancia artificial que, aunque no es tan buena como la natural, sí es suficientemente buena. Y segundo porque la mastitis que puede aparecer en la lactancia lleva a la retirada de la prótesis, y esta al desastre quirúrgico anterior. Por otra parte, cuando se pone una prótesis vía areolar se rompen conductos, y este deterioro puede ocasionar con más facilidad la retención de leche y la mastitis. Yo no lo aconsejo nunca." Lee aquí la entrevista completa

Algunas recomendaciones:

-Consulta con tu cirujano plástico.

-Si quieres tener hijos, puede ser conveniente que esperes a tenerlos para operarte los pechos. De esta forma no habrá ninguna interferencia con la lactancia y podrán corregirse cambios de forma o de firmeza del pecho con el embarazo.

-La lactancia materna es muy importante para el desarrollo del bebe. Si te preocupa más el aspecto de tus mamas que la salud de tu bebe; quizás debas plantearte si estás preparada para tener y cuidar a un hijo.

Palabras clave: lactancia, mamar, prótesis, implantes, aumento, pecho.

12 abril 2009

Los implantes de mama muy grandes, pueden no estar aconsejados.

> El tamaño a elegir del implante o prótesis mamaria es una de la mayores preocupaciones de las mujeres que quieren aumentar el tamaño del pecho. A veces el volumen que se quiere obtener es demasiado grande para las características del pecho de la mujer. La utilización de implantes mamarios de excesivo tamaño aumenta el riesgo de complicaciones postquirúrgicas.

Según un informe de Mentor (fabricante de implantes) "Si desea un tamaño de implante mamario que es demasiado grande para sus tejidos, el cirujano puede advertirle que los bordes del implante mamario pueden ser visibles o palpables después de la operación. Además, los implantes mamarios excesivamente grandes puede acelerar los efectos de la gravedad en la mama, y pueden resultar en una caída de las mamas a una edad más temprana. Un informe reciente indica que los implantes de mayor tamaño (...) pueden ser demasiado grandes para muchas mujeres, aumentando el riesgo de desarrollar complicaciones como extrusión de implantes, hematoma, infección, pliegues de implantes palpables y arrugas en la piel visibles que requieren una intervención quirúrgica para corregirlas." Puedes leer el informe completo (2006) aquí.

Allergan también hace una advertencia similar "El tamaño del implante puede verse limitado por las características del tejido mamario existente. Por ejemplo, la elasticidad de la piel o la cantidad de tejido mamario existente puede impedir alcanzar el aumento de tamaño de mamas que se desea. la piel debe ser lo bastante elástica para cubrir por completo el implante. Un implante demasiado grande para la cantidad de piel y de tejido mamario disponible podría malograr la operación quedando visible o palpable bajo la piel. Esto podría arruinar el efecto que desea conseguir. Además puede aumentar el riesgo de complicaciones quirúrgicas".

Otras de la complicaciones relacionadas con la utilización de prótesis mamaria muy grandes, son:
- mayor riesgo de aparición de estrías o que las ya existentes, se dilaten y noten más.
- mayor dificultad para encontrar sujetadores y prendas de vestir.
- dolor de cuello y espalda.
- dificultad o imposibilidad de dormir boca abajo.

Preguntamos al Dr. Martín del Yerro, en una entrevista sobre la utilización de prótesis mamarias muy grandes:
"Dr martín del Yerro: Usted no pone prótesis mamarias muy grandes. ¿por qué? ¿Qué complicaciones pueden aparecer cuando se utilizan prótesis muy grandes?

Contestación: "En primer lugar yo entiendo la cirugía estética como una remodelación hacia la naturalidad y la armonía de proporciones.
Las mamas son para todos los días y para todos los momentos. No se puede llevar a cabo un aumento mamario para dejar unas mamas como si la mujer fuera todos los días a lucir un escote de wonderbra. Normalmente mis pacientes también van al trabajo, a sus estudios, viajan en metro, hacen deporte o recogen a sus hijos en el colegio. Si su oficio es aparecer en la TV u otro medio luciendo un pecho descomunal y de otra manera no la contratarían, le advierto de los riesgos de unos implantes de excesivo volumen, pero no se los aconsejo.
Los implantes deben ser proporcionados a las dimensiones de la mujer y escogidos para conseguir una armonía de proporciones.
No es posible hacer una mama muy grande con implantes y que además sea natural en su apariencia.
Además los implantes muy grandes y desproporcionados, producen con el tiempo atrofia de la glándula mamaria, estiramiento excesivo de la piel con estrías, adelgazamiento de la piel, caída del implante y a veces extrusión del mismo (rotura de la piel y salida del implante). Nosotros hemos reoperado numerosos casos con problemas de este tipo." Puedes leer la entrevista completa aquí

Debemos aclarar, que "grande" a veces es un termino relativo, mientras para algunas mujeres un implante de 250 es grande, para otras un implante de 400 cc puede ser pequeño. La entrevista con el cirujano plástico deber servir para que la mujer entienda las limitaciones de la cirugía de aumento mamario. Desgraciadamente, en ocasiones algunos cirujanos plásticos animan a las mujeres a ponerse implantes de excesivo tamaño.
Algunas de las complicaciones por el uso de prótesis muy grandes, hacen necesaria una nueva intervención quirúrgica. En esta intervención, muchas veces hay que colocar prótesis ¡más pequeñas! y retirar la piel sobrante.
En ocasiones, detrás del deseo de un pecho de gran tamaño, hay un desequilibrio de la propia imagen corporal, es lo que se conoce popularmente como el Síndrome de Pam.

Si te ha interesado este artículo, también te interesa: aumento de mamas, como elegir el tamaño adecuado

Fotografía de Sheyla Hersey quién en 2008 tenía el record del mundo en tamaño de implantes mamarios.

Palabras clave: implantes, prótesis, grandes, pecho.

03 abril 2009

Dormir boca abajo, aumento de pecho y contractura capsular

> Unas de las preguntas que nos suelen hacer las pacientes, tras el aumento de pecho, es; ¿Cuando podré dormir boca abajo?

Se puede dormir boca abajo a partir del mes de la cirugía siempre que no resulte molesto. No se recomienda hacerlo antes del mes, porque durante las primeras semanas la presión sobre el pecho, que implica dormir boca abajo puede aumentar la hinchazón de los senos, o puede incidir negativamente en la cicatrización.

Una de las controvertidas recomendaciones que algunos cirujanos plástico dan a sus pacientes; es la de dormir boca abajo para prevenir la contractura capsular. A nuestro correo nos llegó la siguiente pregunta:

"hola, llevo un mes operada, me puse implantes de gel cohesivo y mi cirujano me ha dicho que tengo que dormir boca abajo durante unas semanas para que no se me encapsule el pecho, ¿es esto verdad?"

¿Qué hay de cierto en ello? ¿Dormir boca abajo previene la contractura capsular o encapsulamiento de la prótesis mamaria?

Para contestar a esta pregunta antes recomendamos leer nuestro artículo la contractura capsular o encapsulamiento.
Cuando se produce la contractura capsular, el organismo intenta empequeñer el implante de mama, creando una cápsula con forma de esfera que lo comprime. Conocedor de este hecho, el cirujano canadiense Camirand que utilizaba (¡muy importante!) implantes de suero salino, pensó, siguiendo las leyes de la física, que se debía comprimir el implante con una fuerza perpendicular desde arriba (dormir boca bajo presiona perpendicularmente el implante), esta fuerza, al incidir sobre un líquido (el suero salino) se descompone en otras fuerzas que presionan sobre toda la pared del implante hacia afuera. Es decir que esta presión perpendicular (dormir boca abajo) se transforma en una presión hacia afuera sobre toda la cubierta del implante. Como la contractura capsular tiende a comprimir y esferificar el implante creando fuerzas hacia adentro, estas fuerzas hacia afuera (la presión de dormir boca abajo o de un masaje), contrarestarian la tendencia al encapsulalmiento. Camiran en consecuencia recomienda a sus pacientes dormir boca abajo (de vez en cuando) y presionar el pecho con un masaje. Este cirujano realizón un estudio con sus pacientes y comprobo mediante una encuesta telefónica que estas medidas prevenian la contractura capsular en pacientes con prótesis mamarias de suero salino. Puedes leer las recomendaciones de este cirujano aquí (en ingles)

¿Pero este "principio" es aplicable a prótesis mamarias de silicona?

No, no es aplicable porque la silicona es un gel (gel cohesivo) y un gel se comporta ante la presión de una forma diferente a un líquido (el suero salino). Una presión perpendicular sobre el gel cohesivo es reabsorvida en parte por el propio gel, y en parte se proyectaria perpendiculamente hacia el suelo de la prótesis. Es decir no se descompone uniformemente hacia fuera como en el caso de los implantes de suero salino. Por tanto presionar una protesis de gel cohesivo con una fuerza perpendicular no tiene ningún efecto en la creacción de la cápsula y por consiguiente en la evitación de la contractura capsular.

25 marzo 2009

Localización anatómica de los implantes de mama

> ¿Qué es mejor la colocación submuscular, subglandular o subfascial? ¿Cuando existe mayor riesgo de encapsulamiento? ¿Qué quiere decir subfascial? En este artículo intentamos contestar estas preguntas.

La mamoplastia de aumento, consiste en introducir un implante o prótesis mamaria, para aumentar el tamaño del pecho. El implante debe colocarse en el bolsillo (espacio creado durante la cirugía). Este bolsillo puede tener cuatro localizaciones anatómicas:

1ª Subpectoral.
El implante se aloja bajo el pectoral mayor. Con esta localización parte del cuadrante inferior externo del implante se encuentra en posición subglandular ya que el pectoral no cubre todo el seno.

Ventajas:
- Menor riesgo de contractura capsular al estar el implante alejado de la glándula mamaria.
- No se dificulta la autoexploración de la mama y las mamografias. Mayor facilidad para diagnosticar cualquier patologia en los senos (incluido el cáncer de mama).
Inconvenientes:
- Periodo de recuperación más lento y molesto.
- A veces; se producen adherencias que causan que al contraerse el pectoral, este tire del implante hacia arriba.
- Puede no estar indicado en deportistas o en mujeres con un músculo pectoral muy fuerte y grueso

2ª Submuscular.
El implante está cubierto en su totalidad por tejido muscular. Además de estar recubierto por el pectoral mayor. puede estar también por fibras del serrato con lo que se cubre el implante en su totalidad. Esta colocación apenas se utiliza en la mamoplastia de aumento, sin embargo es muy utilizada en cirugía de reconstrucción de la mama. Sus ventajas e inconvenientes son los mismos que la posición subpectoral.
3ª Subglandular.
El implante se aloja entre la glándula mamaria y la fascia del pectoral.
Ventajas:
- La recuperación es más rápida que en la posición subpectoral.
Inconvenientes:
- Puede dificultar el diagnóstico de la mama (incluido el cáncer)
- Existe mayor riesgo de contractura capsular al estar los implantes próximos a la glandula mamaria.
- Se pueden lesionar los ligamentos de Cooper (estructuras que contribuyen a sujetar el pecho).


4ª Subfascial.
El implante se sitúa por debajo de la fascia del pectoral mayor. La fascia es una membrana de tejido que recubre y proteje el músculo. Dependiendo de la vía de acceso (axila, surco areola), el implante estará total o parcialmente cubierto por la fascia.

Ventajas:
- La recuperación es más rápida que en la posición subpectoral.
- Esta indicada en mujeres deportistas.
Inconvenientes:
- Puede dificultar el diagnóstico de la mama (al igual que la colocación subglandular).
- No puede hacerse en todas las mujeres. La glándula mamaria tiene que tener un grosor mínimo para que el resultado estético sea correcto.
- Es la colocación anatómica con la que existe menor experiencia.

Algunos cirujanos utilizan el plano dual que consiste en colocar la prótesis de mama, parte en posición submuscular y parte en posición subfascial.
Palabras clave: aumento de pecho, implantes, prótesis, subpectoral, submuscular, subglandular. subfascial.

07 marzo 2009

Sensibilidad y aumento de pecho

> Uno de los mayores temores de las mujeres que se operan para aumentar el tamaño del pecho, es la pérdida de sensibilidad erógena en los senos. Es frecuente la pérdida temporal de la sensibilidad, pero es rara la pérdida permanente de sensibilidad. Existe más riesgo de perder la sensibilidad en la areola-pezón cuando la vía de acceso para la cirugía es el borde de la areola. Cuando se utiliza el surco submamario el riesgo de perder sensibilidad es menor.

La pérdida parcial y temporal de la sensibilidad se produce a consecuencia de la disección y elongación de fibras nerviosas. La pérdida de sensibilidad en la mama puede ser ante estímulos táctiles o térmicos y también puede aparecer una disminución de la sensibilidad erógena en el pezón que poco a poco se va recobrando.
En raras ocasiones está perdida de sensibilidad puede ser permanente. Cuanto mayor sea el implante mayor riesgo hay de perdida de sensibilidad ya que la elongación de las fibras nerviosas seré mayor Algunas mujeres tras la operación obtienen una mayor sensibilidad erógena en el pezón y areola, posiblemente a consecuencia de una mejora de la autoestima al mejorar la percepción corporal.

Si la vía de acceso es la axila y no se ha realizado una cirugía cuidadosa, lesionando el segundo nervio intercosta puede aparecer anestesia (perdida de sensibilidad) o parestesia (sensación de hormigueos) de la parte interior del brazo. Esta complicación es más frecuente tras la linfadenoctomia y muy rara tras la mamoplastia de aumento.

Es habitual que durante unas semanas todos los estímulos sensitivos sobre el pezón (caricias, frío, roce de la ropa, etc.) sean sentidos como dolorosos. Poco a poco se recupera la sensibilidad normal y se diferencia unos estímulos de otros.

Es frecuente tener la sensación de pinchazos o calambres, estas molestias son también debidas a la regeneración de las vías nerviosas.

La estimulación del pezón aunque desagradable cuando hay cambios de sensibilidad favorece la normalización de la sensibilidad.

Palabras clave: cirugia, aumento, pecho, sensibilidad.

03 marzo 2009

Aumento mamario ¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

> Algunas mujeres operadas de aumento de pecho, deciden volver a operarse para cambiar el tamaño de los implantes mamarios y conseguir un aumento o disminución de la talla de sujetador. La razón es el descontento con el tamaño alcanzado, la mayoría de las veces porque se quería conseguir más y otras veces porque se quería obtener un pecho más pequeño.

¿Cómo evitarlo? ¿Cómo conseguir que la primera operación, sea la cirugía definitiva?

Antes de la operación de aumento de mamas;

Para conseguir una total satisfacción en la primera operación de aumento de pecho, es imprescindible una o varias entrevistas con el cirujano plástico para que el cirujano tenga claro cuales son las expectativas de la paciente. Es difícil, en ocasiones para la mujer, explicar lo que se quiere obtener porque palabras como "mucho", "poco", o "aspecto natural" pueden tener muchas lecturas. El tamaño que al cirujano plástico puede parecerle grande, puede ser pequeño para la mujer, o viceversa.
Una vez más, aconsejamos a la mujer, descartar a aquellos cirujanos que no dedican el tiempo suficiente o realizan la entrevista por teléfono o internet. Muchas insatisfacciones con el tamaño obtenido se deben a una mala comunicación en la entrevista inicial, o a no expresar con claridad y sinceridad los deseos.

Muchos cirujanos plásticos ofrecen a sus pacientes "probarse los implantes mamarios" para ello disponen en la consulta de un muestrario con varios tamaños. La mujer se coloca los implantes dentro del sujetador y comprueba el efecto visual que producen. Es algo aproximado, pero sirve como orientación.

Existen programas informáticos de "cirugía virtual", que bien utilizados pueden ofrecer una aproximación al resultado final. Algunas mujeres llevan fotografías de modelos al cirujano plástico.

El Dr. Martín del Yerro, utiliza una fórmula ideada por él, que intenta lograr un pecho acorde a las características morfológicas de la mujer equilibrando su figura: cadera, cintura y pecho. Esta formula se adapta a las necesidades y deseos de cada paciente. Martín del Yerro concibe la cirugía de pecho como una cirugía de remodelación de la mama, no solo como un simple aumento de tamaño.

En quirófano, durante la operación de aumento mamario;

Después de la entrevista, el cirujano acuerda con la paciente el tamaño adecuado y suele acudir a quirófano con al menos dos pares de implantes con tamaños diferentes. Se puede utilizar un probador, una prótesis de mama reutilizable y esterilizada, que se coloca durante la intervención para comprobar el tamaño alcanzado y decidir si se pondrá una prótesis más grande o más pequeña.
Debemos destacar que mientras algunos cirujanos eligen cuidadosamente y de forma individual los implantes para cada paciente, otros se limitan a hacer compras al por mayor con los tamaños más utilizados y ponen a la paciente alguno de los implantes que están es stock.

Después de la operación;

Una vez realizada la operación, ya no hay forma de cambiar el resultado final, conforme disminuya el edema y los tejidos se adapten al implante de mama, se alcanzará el resultado final. La utilización de un sujetador que realce o disminuya el pecho ayudará a obtener la imagen deseada en cada momento.

Algunas mujeres dejan en manos del cirujano plástico la elección del tamaño del implante, algunos cirujanos no tienen en cuenta la opinión de la mujer. En estos casos puede existir mayor descontento con el volumen alcanzado.

En ciertas ocasiones, detrás del descontento por el tamaño conseguido, se esconde una alteración de la imagen corporal, es decir la mujer puede ver en el espejo un pecho pequeño cuando en realidad es lo suficientemente grande. El conocido popularmente como "Síndrome de Pam" es una muestra de esta percepción errónea de la realidad corporal.

Palabras clave: aumento de pecho, implantes, prótesis, tamaño.

10 febrero 2009

Vendaje y aumento de pecho

> Algunos cirujanos plásticos tras la intervención de aumento de pecho, aplican un vendaje compresivo sobre las mamas recién operadas. Otros no realizan este vendaje.

¿Es necesario este vendaje sobre el pecho operado? ¿Para qué sirve vendar las mamas?.

Hace unos años, todos los cirujanos vendaban a sus pacientes, era parte del prótocolo de la intervención. Hoy en día, algunos cirujanos siempren vendan el pecho de la paciente, otros algunas veces y otros nunca.

Los cirujanos que realizan el vendaje, argumentan que de esta forma se protege e inmoviliza el pecho y se contiene la inflamación.

Los cirujanos que no vendan a la paciente, opinan que para contener la inflamación es suficiente con la utilización de un sujetador específico para la postcirugía. Un buen sujetador además de contener la hinchazón, mantendrá el pecho en su posición correcta. Es muy importante la elección del sujetador, para una óptima recuperación no sirve cualquier sujetador deportivo. Si además de la utilización del sujetador, se realizan correctamente masajes de drenaje linfático, la hinchazón disminuirá mucho antes.

Vendar el pecho durante varios días (sin cambiar el vendaje), puede tener algunos efectos negativos:

- Imposibilita ver el estado de la piel y dificulta el control del tejido en el postoperatorio. Para un adecuado control es necesario poder ver directamente la piel y es necesario tocar directamente la mama, algo que es imposible si se mantiene vendada. Por ello es recomendable que los vendajes se retiren a las 24 horas. Sí el cirujano lo considera necesario puede vendar de nuevo a la paciente.
- Vendar el pecho puede lesionar la piel de la mama. Sí el vendaje se realiza con tejido adhesivo (para que se mantenga durante varios días sin cambiarlo) puede producir heridas al retirarlo, sobre todo en personas de piel sensible o con alergia al vendaje. No es recomendable utilizar vendas adhesivas sobre el pecho.

Creemos que puede ser tan eficaz vendar el pecho como no vendarlo.
Si no se venda debe utilizarse un buen sujetador y si es posible realizar sesiones de drenaje linfático manual.
Si se vendan las mamas, el vendaje no será con tejido adhesivo y se cambiara cada 24 o 48 horas.

Palabras clave: vendaje, pecho, prótesis.

21 enero 2009

Mastopexia y drenaje linfatico manual.

>
La mastopexia es la operación de cirugía estética, por la cual se elevan las mamas que están caídas. Puede combinarse con una reducción o con un aumento del tamaño de la mama según las características del seno de la paciente.
El seno tiene una gran importancia en la vida de la mujer. Muchas mujeres están descontentas con el tamaño o forma de sus mamas. Una de las alteraciones estéticas que más preocupa a la mujer es la caída del pecho. Cuando los senos, están altos y redondeados se consideran bello y son sinónimo de juventud; sin embargo cuando se muestra caído se considera feo o antiestético y propio de la vejez.
La cirugía estética intenta, con sus limitaciones e imperfecciones, devolver lo que el paso del tiempo quitó o intenta otorgar lo que la naturaleza no concedió. Cuando la intervención de mastopexia es realizada por cirujanos plásticos cualificados el grado de satisfacción entre las mujeres operadas es muy alto y los resultados son bastantes duraderos.
¿Qué estructuras anatómicas sujetan la mama?
La mama es una glándula de la piel cuya sujeción es realizada por la envoltura cutánea. Los ligamentos de Cooper que se dirigen de forma transversal desde la fascia profunda hasta la piel contribuyen a sostener la mama. El grosor y calidad de la piel determina el soporte de la mama y su forma.
El envejecimiento de la piel, el aumento o disminución de grasa, la atrofia de la glándula mamaria y factores hormonales o la lactancia contribuyen a la ptosis (caída) del seno. Proceso que varía mucho según las características de la mama y la piel de la mujer.
Una piel fina o que pierde elasticidad y la no utilización de sujetador puede contribuir a que el pecho caiga antes.
En la mastopexia además de la elevación del seno, puede ser necesario aumentar o disminuir su tamaño. El tamaño de la areola también puede ser reducido para lograr una mama más proporcionada.
El cierre de las incisiónes se realiza mediante una sutura interna con material reabsorbible, lo que facilita una buena cicatrización y además no es necesario retirar los puntos.
El tamaño final de la cicatriz depende de la cantidad que se ha reducido y el grado de elevación obtenido. Cuando se requiere realizar una reducción importante del volumen de las mamas o cuando estas están muy caídas, la reducción mamaria provoca una cicatriz que tiene 3 partes. Una horizontal en el surco submamario, otra circundando la areola y otra en sentido vertical que une las dos anteriores, resultando una forma de T invertida. Las cicatrices son visibles cuando la mujer esta desnuda, pero son fáciles de ocultar con el sujetador o con un biquini de reducido tamaño. No hay cicatrices en el área del escote.
Cuando la elevación a realizar no es muy grande, se pueden utilizar técnicas que reducen la longitud de la cicatriz horizontal (cicatriz en L), o técnicas que dejan solo una cicatriz alrededor de la areola y otra en vertical hasta el surco mamario, o solo una cicatriz alrededor de la areola.

¿Cómo es el periodo postoperatorio?
Siempre aparece edema (hinchazón) en mayor o menor medida, el edema se localiza en el seno, y también en los costados y esternón. El edema causa tensión, molestias y retarda la recuperación. Pueden aparecer pequeños hematomas (moratones) que tardan de 15 a 30 días en reabsorberse.
La forma del seno va mejorando según pasa el tiempo, la mujer debe esperar algunos meses para observar el resultado definitivo.
Las mujeres fumadoras tienen una cicatrización más lenta por lo que es muy importante dejar de fumar las semanas anteriores y posteriores a la intervención.
El drenaje linfático en el periodo postoperatorio.
El drenaje linfático manual (DLM), ayuda en la reabsorción del edema tras la mastopexia. Al acelerar la reabsorción del edema, disminuye la tensión en el tejido y desaparecen las molestias postoperatorias.
Debemos ser extremadamente cuidadosos al realizar el tratamiento. El DLM no debe despertar dolor, ni tan siquiera molestias. Si el drenaje linfático manual resulta doloroso es señal de que estamos haciendo demasiada presión o que el tejido está inflamado. El drenaje linfático se aplica sin cremas ni aceites. Si el terapeuta tiene la suficiente experiencia y habilidad en las manos, las sesiones pueden comenzar a las 48 horas tras la cirugía.
Además del drenaje linfático utilizamos ultrasonidos y hacemos un tratamiento específico de la cicatriz.
Palabras Clave: mastopexia, drenaje linfático manual.

16 enero 2009

Sujetador de aros y aumento de pecho

>
La mayoria de los cirujanos plásticos recomiendan no usar sujetadores de aros durante un mes o dos, después de la cirugía de aumento de pecho.

¿Por qué no pueden usarse los sujetadores con aros despues del aumento pecho?

En una entrevista que hicimos al Dr. José Luís Martín del Yerro (cirujano plástico), nos contesto a esta pregunta "Cuando se aumenta una mama, en casi todos los casos es necesario modificar la altura del surco submamario (pliegue inframamario) descendiéndolo, para que la forma de la mama y la proyección del pezón sean estéticamente bonitos. Por ello no se debe utilizar un sujetador que marque excesivamente o modele el surco submamario, hasta que esté correctamente cicatrizado por dentro, lo cual conlleva unas 3 a 4 semanas. Después se puede utilizar aro, wonderbra, push-up y lo que se desee"

En otras palabras; el surco submamario, es decir la parte inferior donde comienza el seno, después de la cirugía de aumento de pecho, se encuentra en una nueva posición más baja. Si no se bajase el pecho y solo se colocaran implantes, el pecho quedaría alto. El aro del sujetador hace presión justamente en el nuevo surco; la zona que está cicatrizando, por ello no es conveniente su utilización.

Pero además hay otras razones que pueden desaconsejar su uso en las semanas que siguen a la cirugía. Por ejemplo; si la cicatriz está situada en el surco submamario, la presencia del aro puede resultar molesta durante algunas semanas.

En realidad el uso de sujetadores con aros, no es necesario en las mujeres que llevan prótesis mamarias. El aro contribuye a dar forma a la mama, pero el pecho operado ya tiene la forma que le otorgan las propias prótesis. Frecuentamente, las pacientes nos cuentan lo difícil que les resulta encontrar sujetadores sin aros, sobre todo sujetadores bonitos que no lleven aros. Una buena opción puede ser comprar el sujetador que se desee con aro, y quitarlo.

Además de no llevar aros ¿Qué caracteríticas debe tener el sujetador para el postoperatorio de aumento de pecho?

El sujetador para después de la mamoplastia de aumento, además de no llevar aros, no debe tener costuras rigidas y ser de tejido transpirable. Nosotros preferimos que se abroche en la parte de atras, a si se lográ una mayor sujección de la mama y mayor comodidad.

Algunos modelos de sujetadores deportivos son los adecuados para después de un aumento de mamas.

En la cirugía reconstructiva de la mama tampoco debe usarse sujetadores con aros, su utilización está totalmente desaconsejada cuando la mama debe irradiarse.

Palabras clave: sujetador, aros, aumento de pecho.

28 diciembre 2008

Aumento de pecho, ¿se notará que estoy operada?

> ¿Tendré el pecho blando después de la cirugía de aumento mamario? ¿El tacto del pecho operado es como el del pecho no operado? ¿Se notará que estoy operada?

Estas preguntas, son frecuentemente formuladas por las mujeres que se van operar de un aumento de pecho. Mientras una mayoría de ellas, desean un resultado natural, con una mama blanda; otras prefieren un resultado más artificial, con un pecho más duro y firme al tocarlo.

¿De qué depende que el pecho se muestre duro o blando?

Hay varios factores que influyen en que el pecho se muestre más o menos duro tras la operación, entre ellos destacamos:

Grado de cohesión del gel (cohesividad)
El gel de silicona, puede tener diferentes grados de cohesión. La cohesión es la capacidad del gel de mantenerse unido. Se utiliza la palabra cohesividad para referirse al grado de cohesión del gel de silicona.

Las primeras prótesis mamarias implantadas, están rellenas de aceite de silicona. Estas prótesis son muy blandas y maleables, pero tienen un grave problema; si se rompe la prótesis, la silicona que tiene muy poca cohesión se puede extender fuera de la cápsula formada, siendo necesaria una intervención quirúrgica que retire los restos de silicona. Las mujeres que portan estos implantes deben cambiarlos antes de los 10 años, para evitar complicaciones relacionadas con la posible rotura de los implantes.

Actualmente las prótesis que se implantan están rellenas de gel cohesivo de silicona. El gel cohesivo tiene tendencia a permanecer unido, si se rompe el implante mamario, se mantiene dentro de la prótesis. Existen diferentes grados de cohesión, a mayor grado de cohesión, mayor firmeza del implante, pero también mayor seguridad en caso de rotura de la prótesis porque es más dificil que el gel migre.

Un implante mamario mas cohesivo, teóricamente proporcionará un pecho más duro, escribimos teóricamente porque pasados unos meses, en ocasiones es difícil diferenciar al tacto la cohesión del gel de la prótesis implantada, mostrándose una dureza y firmeza muy parecida.


Puedes ver un
video que demuestra como el gel cohesivo se mantiene dentro del implante cuando este se rompe.
video

Formación de la cápsula.
La formación de la cápsula alrededor del implante puede contribuir a que el pecho muestre una mayor dureza o rigidez. La capsula es el tejido cicatricial, que se forma siempre de forma natural alrededor del implante. Esta cápsula puede tener diferente grosor o dureza. Un implante demasiado adherido puede contribuir a la sensación de dureza de la mama. Cuando la cápsula se forma en exceso y comprime los implantes, es cuando se dice que el implante está encapsulado o tiene contractura capsular.

Tejido de la paciente. La relación elastina-colágeno del tejido, el volumen y tipo de fibras del pectoral mayor (en implantes colocados debajo del pectoral), pueden condicionar la dureza del pecho.

También es determinante el pecho inicial del que parte la mujer; la cobertura de grasa y glándula propia. Cuando se tiene poca cobertura, es decir poca glándula mamaria y poco tejido graso, se tendrá posiblemente un pecho más duro porque hay poco tejido recubriendo el implante. Una mujer que se aumenta el pecho, pero parte ya de un suficiente volumen, tendrá una mama más blanda al tener más tejido de recubrimiento.

Las mujeres de mediana edad, que han tenido hijos, o cambios importantes de peso, pueden tener una piel más laxa y adaptable a los implantes, su recuperación suele ser mas corta y su pecho estar más blando. En cambio chicas mas jovenes con piel más firme, pueden tener, por lo menos durante las primeras semanas, un pecho mas duro.

Auto-percepción.
La percepción sobre la dureza del pecho, es a veces muy subjetiva; algunas mujeres después de la cirugía, sienten sus pechos duros, siendo estos objetivamente blandos. También hemos encontrado el caso contrario

¿Se puede influir en la dureza del pecho?
Es habitual que en los primeros meses el pecho este más duro. Según disminuya la hinchazón, se asienten los implantes y la piel y tejidos se adapten, el seno se mostrará más blando.

Nosotros utilizamos los ultrasonidos para disminuir la inflamación residual y reblandecer el pecho. Además previenen la contractura capsular. Todas las pacientes que tratamos reciben ultrasonidos en su tratamiento de recuperación postcirugía.

Postcirugiaestetica.com no recomienda movilizar o desplazar los implantes o prótesis mamarias de superficie rugosa, durante el primer mes que sigue a la cirugía.

Sobre el pecho no deben efectuarse maniobras violentas de compresión o desplazamiento para intentar ablandarlo. No tienen ninguna utilidad y pueden crear complicaciones adicionales.

A partir del mes, puede realizarse un suave masaje para ayudar a normalizar la sensibilidad en la mama, y ayudar a reblandecer los implantes.

12 diciembre 2008

Aumento de pecho sin cirugía ¿es posible?

>
Muchas mujeres se preguntan si es posible aumentar el tamaño del pecho sin recurrir a la cirugía estética, sin utilizar prótesis o implantes mamarios.
A lo largo de la historia y sobre todo, cuando la moda lo demandaba, las mujeres de pechos pequeños, han intentado aumentar su tamaño; aplicándose ungüentos, lociones y cremas.
En tiempos más recientes, encontramos algunas publicaciones, que mencionan técnicas de masaje que aseguran aumentar el tamaño del seno. Estas técnicas de masaje para ser eficaces, (según estos libros), deben combinarse con ejercicios para ensanchar la caja torácica. Incluso, hemos llegado a leer, que con masajes dados con manteca de cacao es posible aumentar o reducir el tamaño de los senos.
Asimismo, existen en el mercado cosméticos (cremas y aceites) y productos dietéticos que aseguran, mediante supuestas explicaciones científicas o seudo-científicas, que su uso continuado logra aumentar el volumen del pecho. La eficacia de estos productos es nula. Si alguien encontrara la formula maravillosa que aumenta el tamaño del seno mediante cremas o pastillas, se convertiría en millonario y se haría famoso.
Ante la imposibilidad real de aumentar el tamaño del pecho con cremas, masajes y ungüentos las mujeres que deseaban tener el pecho más grande, recurrían a postizos, hoy su equivalente son los sujetadores con relleno que múltiples firmas de lencería ofrecen.
En la actualidad, han surgido otras alternativas que pretenden aumentar el tamaño del pecho evitando la cirugía. Pero...¿Son eficaces?
El sistema BRAVA
A comienzos del 2003, la FDA autorizó en Estados Unidos, un aparato, (el sistema BRAVA) que se coloca en el pecho produciendo una succión sostenida, que propicia el crecimiento del tejido. Este aparato debe colocarse durante unas 10 horas al día, durante unas 10 semanas. Lográndose aumentar ligeramente el tamaño de la mama. Recientemente se ha publicado un estudio en el que se combina la utilización del BRAVA con la infiltración de grasa. Este sistema se comercializa en algunos países de Europa, pero no es España por el momento.

La idea de la succión tampoco es nueva, en épocas anteriores se han utilizado artilugios con forma de ventosa y con una función aparentemente similar.
Creemos que esta alternativa (el sistema Brava) es poco práctica, incomoda para la mujer, y sus resultados no justifican su elección. Mas información en la web del fabricante (en ingles)



Acido hialurónico
El ácido hialurónico es un componente natural en los tejidos. Algunos laboratorios han sintetizado este componente y lo comercializan para realizar infiltraciones. Estas infiltraciones comenzaron su uso estético para el relleno de arrugas faciales. Algunos cirujanos plásticos y otros médicos, utilizan el ácido para dar volumen al pecho o los glúteos. La gran cantidad de producto a utilizar hace que sea una alternativa costosa y a nuestro juicio poco útil. El ácido hialurónico es a la larga reabsorbido. Hoy por hoy no es una alternativa a los implantes o prótesis mamarias. Se desconoce el efecto que grandes cantidades de ácido hialurónico pueden tener sobre el tejido a largo plazo. Muchos cirujanos solo recomiendan la utilización del ácido hialurónico para las infiltraciones faciales y pequeños rellenos.
Células Madre
La utilización de células madre está en estudio en la reconstrucción de la mama. No es posible a día de hoy (diciembre de 2008) realizar un aumento mamario con células madre. Puede que sea una alternativa en un fúturo.
Conclusión
La forma más eficaz, segura y duradera de lograr un aumento de pecho es la utilización de implantes mamarios. Si recurrimos a un buen cirujano plástico, además lograremos mejorar la forma de los pechos y corregir posibles malformaciones. Otras alternativas son en la actualidad, proporcionalmente más costosas, y ofrecen resultados inciertos y poco duraderos.

Palabras clave: aumento de pecho, ácido hialurónico, prótesis mamaria

05 septiembre 2008

La mamoplastia de reducción

> “... unas tetas tiene, para ser doncella, como si tres veces hubiese parido; no parece sino dos grandes calabazas...” Francisco de Rojas. “La celestina”.

Un pecho demasiado grande puede provocar dolor: de espalda, cuello, o problemas en la respiración. También excesiva tensión en las mamás durante el periodo. En algunas mujeres se forman lesiones en la piel, en la parte inferior de la mama. A menudo aparecen alteraciones del esquema corporal, problemas de autoestima y dificultades en las relaciones afectivas, sociales o sexuales.

Algunas mujeres con un pecho muy grande, recurren a regímenes para disminuir el tamaño de las mamás, dependiendo del porcentaje de tejido graso del pecho, estos regímenes pueden tener menor o mayor éxito.

La mamoplastia de reducción, es la intervención quirurgica en la que se disminuye el volumen de una mama hipertrófica (muy grande).

Hasta hace unos años los cirujanos plásticos afirmaban que la reducción de mama era una operación para vestirse no para desnudarse; hoy en día los avances en las técnicas quirúrgicas logran que las mamás sean atractivas, aún cuando la mujer se desnuda.

La intervención en caso de gigantomástia (mama de exagerado volumen) está incluida dentro de las prestaciones de la Seguridad Social y de numerosas sociedades médicas.

¿A partir de qué edad se puede realizar?

Lo ideal es que la intervención se realice cuando la mujer haya finalizado su maduración sexual completa y muestre un buen desarrollo de su personalidad. Sin embargo en casos de adolescentes muy jóvenes, que presentan una gigantomástia puede estar indicada la intervención dados los problemas afectivos y sociales que se pueden presentar, ya que a menudo existe un rechazo a multitud de actividades deportivas o lúdicas, a utilizar determinada ropa y son en bastantes casos motivos de burla o de comentarios por parte de sus compañeros de colegio.


Podemos clasificar la hipertrofia de la mama en cuatro grupos:

- Hipertrofia grasa. Suelen deberse a un problema de obesidad, la composición de la mama es predominantemente grasa. Este tipo de hipertrofia es el que mejor responde a la dieta.

- Hipertrofia de la glándula mamaria. Frecuentes en chicas jóvenes, el excesivo desarrollo de la glándula mamaria se debe a una alteración hormonal

- Hipertrofia grasa y de la glándula mamaria.

- Hipertrofia grasa postmenopáusica. Además de un aumento de la grasa hay una degeneración de la misma (lipoesclerosis).

La acción de la gravedad puede hace más evidente la hipertrofia mamaria ya que produce un descolgamiento de la piel.

Todas las mamas hipertróficas, pueden beneficiarse de una operación para reducir su tamaño.

¿Los resultados de la reducción son permanentes?

Los resultados son bastantes duraderos, y en la mayoría de los casos no es necesario volver a intervenir, sin embargo si la mujer operada es muy joven, el seno puede seguir acumulando grasa y en algunos casos puede ser necesario repetir la intervención pasados unos años.

¿Las cicatrices en la mama son permanentes?

Normalmente la paciente que se somete a una operación de reducción del pecho, muestra poca preocupación por las cicatrices, salvo algunas mujeres más jóvenes. El beneficio obtenido por la disminución de tamaño y por la mejora de la forma del seno, compensa las cicatrices producidas. Una cuidadosa sutura produce cicatrices inapreciables con el paso del tiempo.

En raras ocasiones se pueden producir cicatrices hipertróficas que serán muy evidentes, aún con el paso de los años. Es necesario que la paciente discuta esta cuestión con el cirujano plástico y tenga unas expectativas realistas del resultado de la intervención.

¿Tendré capacidad para la lactancia?

Dependerá de la técnica utilizada y de la cantidad de tejido a reducir. Según el procedimiento quirúrgico la pérdida de capacidad puede ser desde inexistente, parcial o total.

¿Se pueden eliminar las estrías?

En la intervención se eliminan aquellas estrías que se encuentran dentro de la piel que se va a extirpar

Puedes leer información sobre los tratamientos de recuperación, en postcirugiaestetica.com

30 agosto 2008

¿Es segura la mamoplastia de aumento?

>
Los medios de comunicación, nos bombardean continuamente con noticias alarmistas sobre la cirugía estética. Noticias a menudo sacadas de contexto o con poco rigor científico y periodístico. Esto hace que muchas mujeres se pregunten si las operaciones de aumento o elevación de pecho son seguras.

Podemos asegurar que la mamoplastia de aumento, cuando es realizada por un cirujano plástico cualificado, es una operación muy segura.



La anestesia

El procedimiento anestésico más seguro para la intervención de aumento de pecho, es la anestesia general. Actualmente se utiliza anestesia general intravenosa con mascarilla laríngea, que permite un rápido despertar, sin ser necesario recurrir a las anestesia profunda.

La operación con anestesia local, requiere de una gran dosis de anestesia que al tener que aplicarse sobre el tejido mamario, puede dificultar la precisión y seguridad de la cirugía.


Los implantes mamarios.

Los implantes o prótesis mamarias pasan rigurosos controles de calidad. Son sometidos a diversos test de: tensión, rotura, resistencia al impacto, resistencia al desgaste y otros específicos según el tipo de implante.

Existen multitud de estudios destinados a comprobar su seguridad al ser implantados en el organismo, de ellos podemos deducir en base a los conocimientos actuales que:

- No existe relación alguna entre los implantes y el cáncer de mama y no se dificulta su detección o seguimiento.
- No existe relación entre los implantes y enfermedades autoinmunes.
- Las mujeres embarazadas con implantes pueden dar de mamar sin temer ninguna complicación en el desarrollo del bebe.


Actualmente en el mercado diferentes fabricantes de prótesis mamarias. Aconsejamos recabar información; sobre sus características, garantía y calidad.


Complicaciones de la intervención.

Sin embargo, dependiendo de las características de la intervención, pueden aparecer algunos efectos secundarios y complicaciones propias de toda cirugía, que la paciente debe consultar previamente con el cirujano plástico. Las complicación más temida es la contractura capsular, aunque con los actuales implantes de superficie texturada, cuando son colocados alejados de la glándula mamaria (posición submuscular o subfascial) el riesgo es muy bajo. Otros riesgos son:

- Mala cicatrización.
- Mal resultado estético.
- Hematoma o seroma.

Aunque la aparcición de estas complicaciones no es frecuente, la paciente debe estar informada por escrito de su posible aparición.

También es importante asegurarse de que el cirujano cuenta con medios, y personal sanitario, de facil acceso a la paciente; para las curas y revisiones postoperatorias. Muchas de las complicaciones posquirúrgicas son facilmente detectadas y tratadas en las revisiones. La atención después de la intervención, es la asignatura pendiente de muchos cirujanos plásticos.

En caso de someterse la mujer a alguna prueba diagnóstica (mamografía u otras) debe advertir de la presencia del implante.


Elegir un cirujano plástico para el aumento o elevación del pecho.

La mujer debe saber elegir el cirujano plástico. Este debe pertenecer a la SECPRE. (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética).

Se debe desconfiar de aquellos centros, donde la atención la realiza un comercial y no un cirujano plástico, y de aquellos centros o clínicas, que centran la atención en la financiación de la intervención en vez de en explicar a la paciente los pormenores de la operación.

También es imprescindible, exigir una entrevista presencial, necesaria para que el cirujano pueda valorar adecuadamente el pecho de la mujer, y comprender las expectativas y deseos de la paciente.

Hay que exigir información por escrito, y pedir que nos aclaren cualquier duda sobre: la intervención, el proceso anestésico y la recuperación.

07 agosto 2008

La asimetria mamaria

>
Una de las intervenciones mas complejas destinadas a la remodelación de la mama, es la corrección de la asimetría mamaria.

En las operaciones estéticas de simetrización del seno, se busca igualar dos mamás que son desiguales en forma y/o tamaño.

Según Nancy Etcof en su interesante obra “La supervivencia de los más guapos, Ed. Debate” en la naturaleza, la simetría es sinónimo de salud y fecundidad. Esta autora basándose en diversos estudios afirma que “la simetría va unida a la belleza porque actúa como medida de la salud general”; las personas con rasgos faciales o corporales más simétricos han sufrido menos enfermedades lo largo de su vida. Etcof, cree que los hombres y mujeres con rasgos faciales y corporales simétricos resultan más atractivos a los demás. Sin embargo es casi imposible encontrar personas que sean totalmente simétricas.
Un estudio citado por Etcof afirma que las mujeres con mamás grandes y simétricas son más fértiles. A los hombres suelen atraerles las mujeres con senos voluminosos y simétricos porque ven en ellas (inconscientemente), madres que pueden proporcionar hijos sanos.

Casi todas las mujeres muestran un pecho mas grande que otro, sin que ello afecte en su imagen corporal o en sus relaciones: afectivas, sociales o sexuales. Si embargo; una asimetría mamaria evidenciada como una gran diferencia de volumen (anisomástia) puede ser un problema social o psicológico. En la anisotelia existe una desigualdad en el pezón y la areola. La anisomástia y la anisotelia pueden ir unidas.

La desigualdad en la forma y el el tamaño del pecho, puede ser debida a muchas causas y manifestarse de diferentes modos (grado de desarrollo, forma, tamaño, porcentaje de grasa o glándula, etc.). Varios síndromes y enfermedades están asociados a la asimetría mamaria.
En los casos más leves la desigualdad se limita a una pequeña diferencia de tamaño, en los casos más graves puede haber una diferencia en la estructura osteomuscular o existir dos mamás completamente distintas en su forma y tamaño. Uno de los senos se puede mostrar hiper o hipodesarrollado respecto al otro.
Durante la pubertad siempre hay un desarrollo desigual de las mamás, comienza creciendo una mama antes que la otra, esta asimetría temporal se suele corregir al terminar el desarrollo, aunque es normal que persista algún grado de asimetría. Cualquier alteración en el proceso de desarrollo mamario puede dar lugar a la asimetría, por ejemplo una diferente respuesta a los estímulos hormonales.

La asimetría mamaria puede ser un problema social, afectivo y psicológico en la mujer afectada, en consecuencia está indicada la corrección de la asimetría mediante cirugía plástica. La mayoría de las pacientes que requieren este tipo de cirugía son chicas jóvenes.
Además de las asimetrías mamarias que aparecen en las adolescentes a consecuencia de alteraciones en el desarrollo, también pueden aparecer asimetrías en la edad adulta tras el embarazo, un accidente, enfermedad de la mama o mastectomía.

Las opciones quirúrgicas son múltiples dependiendo de las alteraciones existentes. La evolución del tejido difiere según la técnica escogida. Si las opciones quirúrgicas son diferentes las mamás pueden evolucionar de forma diferente a lo largo de los años.
Para la corrección de mamas asimétricas es imprescindible acudir a cirujanos plásticos con experiencia en este tipo de cirugías.

Más información sobre la corrección quirúrgica de la asimetría mamaría. 

30 diciembre 2007

Dolor de espalda en operaciones de aumento de pecho

> Una de las quejas más frecuentes de las mujeres que se operan de aumento de pecho es el dolor en cuello y espalda.

Este dolor aparece por varias razones:

1ª. En los días siguientes a la intervención de aumento mamario, la mujer adopta una postura de autoprotección para evitar: golpes, tirones o molestias. Esta postura de autoprotección, causa que de forma inconsciente, se mantenga, la espalda, cuello y hombros muy tensos. Esta tensión muscular finalmente se traduce en dolor. El dolor se suele acumular en: cuello, hombros y zona superior de la espalda.

2ª. En las semanas posteriores, la mujer operada debe domir boca arriba y ligeramente incorporada. Cuando no se está acostumbrado, es dificil adoptar una postura correcta que facilite el descanso, y por tanto, es fácil que la espalda acumule tensión. Muchas veces está tensión es acumulada en la zona lumbar, debido a que la espalda no se apoya correctamente.

3º. El estrés , el miedo y la ansiedad que puede existir antes o después de la intervención, puede somatizarse en forma de dolor.

Tratamiento para eliminar estas molestias.
El dolor y las molestias en espalda, hombros y cuello debe ser tratado para proporcionar un peridodo postoperatorio más cómodo. Por esta razón nosotros aplicamos un masaje especial descontracturante que la paciente puede recibir comodamente tumbada boca arriba. El beneficio obtenido es notable desde la primera sesión.

Este masaje ha sido diseñado en respuesta a la necesidad de mitigar o eliminar el dolor de espalda sin tener que tumbar boca abajo o sentar a la paciente. Al hacerse boca arriba, la paciente se encuentra cómoda y relajada.
Para la correcta aplicación del masaje es necesario una gran pericia y aprender a trabajar con el peso de la paciente. Además de las maniobras de masaje, se incluyen ejercicios respiratorios y de movilización del hombro.
Este masaje puede comenzar a los dos dias de la intervención ya que al realizarse boca arriba, el pecho no sufre ninguna presión, puede utilizarse en todo tipo de cirugías de aumento de pecho, incluso en las que se utiliza la vía axilar. Puede realizarse incluso si la paciente conserva los drenajes.

El masaje de espalda, proporciona una recuperación postoperatoria más cómoda y con menores molestias.

¿Cómo dormir para evitar el dolor de espalda?

Puesto que es obligatorio dormir "boca arriba", para evitar la presión sobre el pecho,

- Dormir sobre una cama artículada, elevando ligeramente las piernas y elevando bastante el cabacero, de este modo toda la espalda, estará comodamente apoyoda y no acumulará tensión.
- Si no se dispone de cama articulada, habrá que elevar el cabecero, introduciendo almohadas debajo del colchón. Para asegurarse que la zona lumbar está apoyada, se colocará una almohada debajo de las rodillas, de este modo, se elevan ligeramente las piernas, la pelvis bascula y la zona lumbar se apoya por completo
-Si se sigue acumulando tensión y la espalda duele durante la noche, se pueden dar pequeños paseos, para disminuir esta tensión.

Si te duele la espalda y estás operada de aumento de mama, puedes visitar el ICP Martín del Yerro

Palabras clave: aumento de pecho, dolor, espalda, contractura