Entrevista el Dr. Martín del Yerro en Roma

El Doctor Martín del Yerro participó como ponente e instructor en el Curso de Excelencia Quirúrgica Mentor, celebrado en Roma el 10 y el 11 de marzo.  Esta entrevista se le realizó durante las jornadas.

Dr. Martín del Yerro ¿Qué importancia tiene este Curso de Excelencia Quirúrgica para los profesionales de la cirugía? ¿Cuál es el objetivo del mismo? 

Es un curso que organiza Mentor desde hace unos años. El año pasado participé en el que tuvo lugar en Ámsterdam.  En ellos se trata de reunir a un grupo de expertos cirujanos en este ámbito y llegar a una serie de acuerdos en cuanto a la utilización de los implantes y transmitirlo a otros cirujanos que tengan menos experiencia. El objetivo, en definitiva, es mejorar la calidad de esta cirugía y los resultados que conseguimos en los pacientes.  Lo que se intenta es llegar a un acuerdo sobre varias cuestiones generales en torno a esta cirugía, para unificar la actuación de una manera global de todos los cirujanos plásticos, aportando sus experiencias y mejorando unos a otros.


¿Cuál es el panorama actual en torno a la cirugía de mama (perfil de las pacientes, problemas de implantes, etc.)? ¿Cuáles son las tendencias internaciones y mejores prácticas?

La cirugía mamaria, sobre todo la cirugía de aumento, que cuenta con una experiencia de unos 50 años, ha ido cambiando un poco en los últimos años. Durante los primeros momentos de la cirugía, lo importante era el aumento de la mama, pero en los últimos años se le da cada vez más importancia a la forma de la mama. Vivimos en un mundo en el que es muy importante el buen aspecto físico y la buena imagen corporal, pero al mismo tiempo en el mundo occidental hay actualmente una tendencia a lo natural, en contra de aspectos artificiales. Esto ha hecho que la cirugía mamaria progrese hacia esa mejora en el aspecto de la mama considerando su estética natural. Ya no es tan importante tener una mama grande, sino tener una mama con una forma bonita y proporcionada. Actualmente la cirugía busca la naturalidad, las proporciones y la armonía corporal.

¿Qué importancia tiene el pre-operatorio en estos casos quirúrgicos? ¿Y la selección de implantes? ¿Cómo se realiza?

La consulta preoperatoria es fundamental. El tratamiento del paciente realmente comienza con la primera consulta. Cuando nosotros vemos al paciente por primera vez en el preoperatorio ya hay que hacer un análisis global y tener en cuenta cuáles son sus motivaciones, deseos y expectativas, ya que en toda cirugía de cambio de imagen corporal siempre subyace cierto conflicto emocional o un trastorno de falta de autoestima, de disconformidad con su cuerpo.

Eso es lo que, a través de la cirugía, podemos modificar, pero debemos estar seguros de que tenga una buena estabilidad emocional, unos deseos razonables y sus expectativas sean conseguibles. Por ello, la evaluación preoperatoria es esencial en este sentido. También es muy importante la evaluación preoperatoria anatómica, es decir, saber cómo es el paciente, qué proporciones tiene, qué medidas tiene, y seleccionar el implante acorde a esas proporciones para que el resultado sea natural.

¿Cuáles son las principales precauciones y problemas intra y postoperatorios a tener en cuenta? ¿Qué soluciones existen para ello?

La cirugía del aumento mamario es una cirugía muy desarrollada, evolucionada y estandariza. Por su frecuencia, ha conseguido ser mucho más simple que lo que era hace unos años. Es una cirugía que nosotros llamamos “de superficie” porque no requiere apertura de cavidades como el estómago o el pulmón que son cavidades profundas. Ello hace que tanto la anestesia como la técnica quirúrgica sean poco invasivas y, por tanto, cirugías de poca envergadura en cuanto a agresividad quirúrgica.

Las precauciones que hay que tener es hacerlo bien, ya que no hay que olvidar que es una cirugía y hacerla en un buen quirófano y hospital, contando con los medios necesarios al alcance por si surgiera cualquier incidencia quirúrgica o anestésica. Por ello, las precauciones son, básicamente, tener todo controlado y hacerlo con una buena rutina.

En la cirugía del aumento mamario es esencial la esterilidad, mantener el campo quirúrgico como la piel del paciente y de todos los materiales en condiciones de máxima esterilidad, porque no sólo hay que prevenir las infecciones que es algo evidente en todas las cirugías, sino que en concreto en el caso del aumento mamario, las prótesis son un material extraño que en caso de que se contamine con alguna bacteria puede producir un fenómeno llamado contractura capsular, que no aparece de forma inmediata, pero sí a la larga.

¿Cuál es el abordaje adecuado de la contractura capsular y en qué consiste?

La contractura capsular es un fenómenos que los cirujanos hemos observado desde el comienzo de la utilización de implantes mamarios pero que no sabíamos por qué surgía.  Al coloca un implante mamario, la prótesis mantiene su consistencia blanda y natural en la mayoría de los casos, pero, en algunos pacientes la prótesis se ponía muy dura y ello se debía a que se creaba una cápsula alrededor de la prótesis, generada por el propio paciente y que comprimía la prótesis y la endurecía.
Hoy en día sabemos que esa contractura es una reacción del organismo no frente a la prótesis, sino como consecuencia de una contaminación de la prótesis por gérmenes del organismo. La contaminación que se produce es muy pequeña, que no es capaz de hacer una infección, pero sí es capaz de infectar de alguna manera el organismo creando esta contractura capsular que a veces obliga a cambiar el implante por uno nuevo.

¿Qué son las mamas tuberosas y cómo se logran resultados óptimos en esta intervención? ¿Es frecuente esta opción quirúrgica?

La mama tuberosa es una deformidad del desarrollo de la mama en la cual esta tiene un aspecto estéticamente feo. Desde el punto de vista funcional la mama puede lactar normalmente, pero estéticamente tiene un aspecto poco atractivo teniendo en cuenta los cánones de belleza de la mama. Esto sucede en un porcentaje frecuente de la población: en la raza caucásica entre el 3 y % de las mujeres tiene un tipo de mama tuberosa. Ello hace que estas mujeres, especialmente cuando desarrollar la mama, vean que su mama no es normal y eso genera una serie de trastornos de imagen corporal, con retraimiento y dificultad para enseñarlas, etc.

Estas mamas se pueden mejorar y requieren una cirugía no solo de aumento mamario sino también de remodelación de la forma y hay una serie de técnicas muy resolutivas que, aplicadas de forma correcta, se consigue hacer una mama con una forma atractiva y estéticamente buena.

¿Y en la mastopexia o elevación de senos? ¿Es más común que la cirugía de aumento?

La principal diferencia entre la cirugía de aumento mamario y la de elevación de senos radica, sobre todo, en las edades de las mujeres que se someten a ellas. En la cirugía de aumento mamario son sobre todo mujeres que empiezan en torno a los de 18-20 años hasta los 35-40 años las que se someten a ella y en el caso de la elevación de senos se someten a ella las mujeres a partir de esta edad, ya que es una consecuencia no solo el envejecimiento de la mama sino también de haber tenido embarazos y lactancias.

Ello se produce porque en la lactancia y el embarazo la piel de la mama se da de sí y, tras ella, cuando el volumen de la mama regresa a la normalidad, el volumen de piel es excesivo y la mama se cae, dando un aspecto envejecido y poco atractivo. Hay cirugías para elevar la mama y para rellenarla con implantes en la que los resultados son muy satisfactorios. Es una cirugía bastante común, ya que las mujeres mayores quieren conservar un aspecto físico más joven y, por ello, la cirugía de elevación mamaria está aumentando en los últimos años.

¿Es frecuente la revisión de una cirugía de mama debido a una mala posición del implante? ¿Por qué sucede y cómo se soluciona?

La mayoría de las malposiciones de los implantes se deben a una mala técnica en la primera cirugía, una imprecisión en la colocación del implante o una selección inapropiada del implante, al ser este demasiado grande o pequeño, aunque pueden deberse también a causas desconocidas. En general, haciendo las cosas con buen criterio, la necesidad de revisión en las cirugías mamaria es muy bajo. No obstante, sí que es una cirugía que en muchos casos se retoca. Ello se debe a que en los últimos años ha habido el deseo de mamas muy grandes y exuberantes, lo que ha hecho que se abusara de ese tipo de implantes y ahora muchas pacientes buscan una revisión para reducirlas o mejorar la forma.

¿Qué importancia tiene un posible sistema de clasificación de pacientes clínicos para optimizar el abordaje quirúrgico? ¿Es posible realizarlo?

Sí que realicé esta clasificación de los tipos de pacientes y se llegó a publicar hace seis años en una revista de cirugía plástica americana internacional. En ella clasifiqué el cuerpo de la mujer en base a una serie de características de altura, anchura y posición de las mamas en el torso de tal manera que había tres tipos de mamas muy diferentes entre sí en cuanto a proporciones y colocación en el torno, aunque todas ellas eran estéticamente correcta y atractivas.

Con ello, desarrollé una fórmula matemática para poder clasificar a los pacientes dentro de estos tres grupos, de acuerdo con una serie de mediciones de superficie que hay que hacer y, de esta manera, se puede seleccionar el tipo de implante que requiere cada paciente para que el resultado sea lo más natural posible. En este sentido, es fundamental utilizar un sistema que nos permita averiguar el implante adecuados, ya que los fabricantes nos ofrecen un importante número de implantes con formas y dimensiones variadas.

Alguna cuestión que desee añadir o destacar.

Quería resaltar que la cirugía mamaria requiere de una intervención quirúrgica y, por tanto, es algo importante, que requiere de una decisión meditada. Por ello, para llevarlo a cabo se recomienda seleccionar bien las personas y los centros que lo van a realizar para obtener buenos resultados con la máxima seguridad.

Más información sobre la cirugía de la mama.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aumento mamario ¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

La contractura capsular o encapsulamiento del implante de mama

Faja post liposucción