Las Tres Gracias de Rubens y la celulitis

Si hay un cuadro que se ha utilizado hasta la saciedad para realizar campañas promocionales anticelulíticas es Las Tres Gracias de Rubens.


Sin embargo la intención del pintor poco tenía que ver con la utilización que en la actualidad se hace de su obra. En la web del Museo del Prado podemos leer:

"Este es uno de los cuadros que mejor transmite el grado de felicidad y sensualidad que manifiestan muchas de las últimas pinturas de Rubens, habiéndose interpretado como un canto del artista al amor, la felicidad y el placer derivados de su matrimonio con la joven Helena Fourment, que tuvo lugar en diciembre de 1630. Según diversas fuentes clásicas, las tres Gracias eran diosas nacidas de los amores de Zeus que pertenecían al séquito de Afrodita, y se asociaban con el amor, la belleza, la sexualidad y la fertilidad, entendidos como fuerzas generadoras de vida. El cuadro fue propiedad personal del artista hasta su muerte. En 1666 colgaba ya del Alcázar de Madrid.".
 
En realidad Ruben quería mostrar la belleza y la sensualidad de la mujer, y para ello pintó mujeres reales utilizando modelos reales de la época; mujeres rollizas con: curvas, grasa y celulitis. Sin embargo, en la actualidad se utiliza esta pintura para mostrar el modelo a combatir que curiosamente es el mismo que pintó Rubens. Hoy combatimos la grasa y la celulitis, lo mismo que antes nos gustaba. ¿Tanto han cambiado las mujeres? o ¿Tanto han cambiado los ideales de belleza?
Podéis ver el cartel original con mayor resolución
y calidad de imagen en AdsOfTheWorld
La última en utilizar Las Tres Gracias ha sido la empresa Brandbox Branding & Creative, que ha realizado un montaje para el hospital privado Herzliya Madical Center de Israel. En el montaje se han añadido al cuadro de Rubens las típicas curvas de nivel que pintan los cirujanos plásticos antes de realizar una liposucción. Este marcaje preoperatorio es imprescindible para realizar correctamente la cirugía. En el cartel publicitario leemos: "perfection has no limits" (la perfección no tiene límites"; un lema tan manido como el propio cuadro.

Por cierto si tenéis ocasión ver el original en el Museo del Prado.
 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aumento mamario ¿Cómo elegir el tamaño adecuado?

El peligro de los biopolimeros

Faja post liposucción