Buscador

28 febrero 2011

Un poco de respeto

Un poco de respeto por quienes deciden operarse. Un poco de respeto por los que no están contentos con su cuerpo y encuentran en la cirugí...

19 febrero 2011

08 febrero 2011

07 febrero 2011

Elevación del pecho con cicatriz mínima

La mastopexia es la intervención quirúrgica que eleva las mamas caídas. Cuando los cirujanos plásticos comenzaron a realizar esta operación de cirugía de la mama, solo existía una opción para las cicatrices: la T invertida o la L. En la actualidad, las modernas técnicas quirúrgicas logran que en determinados casos solo sea necesario una pequeña cicatriz en el surco submamario.

El tamaño de la cicatriz es proporcional
a la cantidad de tejido a elevar o eliminar.
La T (3) invertida consiste en una cicatriz que rodea la areola, desciende en vertical hasta el surco submamario y se prolonga horizontalmente hacia ambos lados del surco. La L es similar diferenciándose en que solo se prolonga hacia un lado del surco.
Las primeras mastopexias consistían en cirugías con cicatrices en T o en L y sin la colocación de implantes. Posteriormente los cirujanos se dieron cuenta que las mastopexias a veces dejaban el polo superior vacío y era necesario colocar un implante para dar volumen en esa zona. Cuando se coloca un implante, muchas veces con una cicatriz periareolar es suficiente (1) para lograr un buen resultado estético con un pecho realzado y con suficiente volumen.