} -->

20 octubre 2009

Katie Piper, le quemaron el rostro con ácido.

Katie Piper es una joven ex-presentadora y ex-modelo británica que se ha sometido a múltiples intervenciones de cirugía estética para reparar las lesiones producidas por quemaduras con ácido sulfúrico.
Katie que ahora tiene 26 años, se ha mantenido en el anonimato y con miedo a mostrarse en publico durante los últimos 18 meses, desde que un hombre le lanzo ácido en el rostro en una calle de Londres. "Yo estaba de pie en la calle con personas acompañandome y pude sentir que mi cara se incendiaba. Pensé que estaba en llamas mientras el ácido comió mi piel".

Katie Piper ha tenido que sufrir 30 operaciones y espera tras mostrarse en público tener más confianza y valentia para afrontar la vida. 
Al hombre que le quemó la cara, lo conoció en facebook. "Parecía muy tímido y nervioso cuando nos conocimos," " de aspecto muy macho y guapo. Me gustó lo que vi. " Katie le dio a su número de teléfono y cuando iban en su primera cita, se reunió con flores y un oso de peluche. "Nos gustamos y nos divertimos", . "Me dijo en nuestra segunda cita que me amaba. Su brazo estaba siempre a mi alrededor e incluso cuando estábamos en el coche se detenía en el semáforo, y volvía a darme un beso."

Tras la agresión , ella ha contado: "me metieron en un traje de protección y pensé que debía ser una bolsa de plástico y que estaba muerta y mirando la escena que me rodeaba. Todo lo que podía oír eran voces y pensé que yo debía estar en el Cielo. "

Katie Piper, había perdido la visión en su ojo izquierdo, toda la piel y grasa de la cara y a causa de los daños en su esófago, no pudo comer.  Tal era la desesperación de Katie que le pidió a su madre que la matara. Las lesiones fueron tan graves que el cirujano plástico del Westminster Hospital, Mohammad Ali Jawad, recurrió a las últimas técnicas de injerto reconstrucción. En una sola operación, la primera de su tipo que se haya realizado, se quitó toda la cara de Katie, usando un sustituto de la piel, Matriderm, que proporciona un "andamiaje" de injertos, para reconstruir el tejido, a continuación, un injerto de piel de su espalda y glúteos a la cara. Después de la operación, Katie Piper  fue puesta en un coma inducido durante 12 días, y se la mantuvo en cuidados intensivos.

Su madre Diane renunció a su trabajo para cuidar a su hija a tiempo completo. Le daba un masaje regular en casa para mantener la piel dañada flexible.  Posteriormente Katie acudió a una consulta en el sur de Francia especializada en el tratamiento de quemaduras.

El daño psicológico ha sido enorme y Katie ha tardado meses en salir a la calle. Ella mantiene todas las puertas y ventanas cerradas, está aterrorizada por llamadas inesperadas y tiene miedo de tomar bebidas calientes, debido a los recuerdos que revive. Durante meses no podía soportar la ducha, debido a la sensación de líquido que se mueve a través de su cuerpo.
Por la noche tiene que usar un pasa-montañas y un traje de cuerpo para tratar de estirar la piel quemada y durante el día lleva una  máscara de plástico. 
"Tuve la suerte de tener un buen cirujano y junto a los cuidados postoperatorios correctos cuidados he conseguido que incluso se superen mis expectativas," . 'Aunque, sí, he sido marcada de por vida, estoy muy contento con mi nuevo y bello rostro .
Puedes leer la noticia completa en DailyMail (en inglés).

Katie Piper en la actualidad.

Actualización de la noticia (20/09/2011) Puedes ver el nuevo rostro de Katie Piper en La Revista de Cirugía Estética


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu opinión o comentario. No escribas con abreviaturas ni solo en mayusculas. No contesto comentarios anónimos.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.