} -->

02 abril 2008

¿Son eficaces los tratamientos estéticos para reafirmar los senos?

La única forma eficaz de elevar un pecho caido, es la cirugía conocida como mastopexia. Los tratamientos estéticos pueden hidratar y mejorar el aspecto de la piel del pecho, pero no logran reafirmarlo.

En algunos momentos de la historia, las mujeres de clase social alta; evitaban la lactancia y utilizaban comadronas. Hoy en día algunas mujeres utilizan leche artificial y biberones. Creemos que la lactancia materna es imprescindible para el buen desarrollo del bebe. El dar de mamar, además de proporcionar, los anticuerpos necesarios (suministrados con el calostro); permite crear un vinculo emocional entre madre e hijo.

La atrofia producida en el pecho tras el embarazo, responde a factores hormonales y puede producirse aunque no se amamante al bebe.

Los tratamientos estéticos de reafirmación, se basan muchas veces en creencias erroneas sobre la anatomía de la mama. Algunos de los tratamientos utilizados para reafirmar el pecho son:

Chorros de agua.
Existe la creencia popular, que afirma que la aplicación sobre los pechos, de chorros de agua fría fortalecen y reafirman el seno. El frío provoca una vasoconstricción de la piel, dando una sensación momentánea de firmeza. En cuanto la temperatura de la piel se normalice el seno recuperara su tonicidad habitual. Los chorros de agua fría son beneficiosos, porque el organismo reacciona a la vasoconstricción con una posterior vasodilatación; creándose un efecto de micromasaje, que permite una mejora en los intercambios metabólicos, revitalazando el tejido.
Aplicar chorros de agua, es una excelente gimnasia vascular, pero no es un eficaz método de reafirmación.

Masajes de reafirmación.
Al realizar un masaje vigoroso sobre el seno, estamos provocando un edema local y momentáneo al atraer sangre al tejido. En consecuencia el seno se hincha temporalmente y el pezón sube. Si medimos el pecho después de un masaje vigoroso, podemos constatar una clara mejoría. Pero esta mejoría es efimera.

Reafirmación del pectoral con ejercicios físicos o electroterapia
Otra de las creencias populares, afirma que el músculo pectoral contribuye a sujetar el pecho. En realidad, esté musculo, no realiza ninguna función de sujección de la mama. El fortalecer la musculatura pectoral, en consecuencia no va elevar el seno. Por tanto, son inútiles para este fin los ejercicios de fortalecimiento del pectoral, o la aplicación de aparatos de corrientes excitomotrices (gimnasia pasiva).

Aplicación de cremas y mascarillas “reafirmantes”.
Los cosméticos ayudar a mantener la piel elástica e hidratada previniendo su laxitud, pero ninguna crema logra reafirmar o elevar un pecho. Las propiedades tensoras de los productos cosméticos son cuanto menos dudosas.

La importancia de la postura.
La postura, es muy importante en la apariencia del seno. Las mujeres que quieren esconderlo (consciente o inconscientemente) encorvan los hombros y acercan los pectorales; las mujeres que quieren mostrarlo separan los hombros, estiran la espalda y separan los músculos pectorales de la línea media.
Una corrección postural adecuada mejora el aspecto del seno.
En conclusión; los tratamientos estéticos en institutos de belleza, o en el domicilio son excelentes para hidratar la piel del seno, tambien pueden prevenir y en algunos casos mejorar el aspecto de las estrias.
Aunque no es posible levantar un pecho que ya muestra ptosis (caída), si se mantiene la piel hidratada, puede ralentizarse su posterior caída.
Los tratamientos de hidratación después de la cirugia mamaria (mastopexia), posiblemente logren mantener mas tiempo, el resultado de la cirugía.

Palabras clave: mastopexia, elevación del pecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes dejar tu opinión o comentario. No escribas con abreviaturas ni solo en mayusculas. No contesto comentarios anónimos.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.